sábado, 8 de mayo de 2010

Pasar la página temas para jovenes cristianos


Muchas personas, llevadas a juzgar un pasado culpable, toman la enérgica resolución de «pasar la página». Sin duda la intención es buena, pero estas personas corren el riesgo de hacer la triste experiencia de que en ellas no reside la fuerza suficiente para perseverar (Romanos 7:18-25).

Decir que uno ha hecho borrón y cuenta nueva está bien; pero ante Dios las páginas del pasado no están anuladas. Tomar la resolución de obrar mejor en el porvenir no hace desaparecer los errores en el cuaderno del escolar, pues tarde o temprano el maestro las descubrirá.

A un comerciante que se halla en una situación difícil de nada le sirve omitir un saldo a deber en su libro de contabilidad; es evidente que las sumas que anote en la nueva página no pagarán las viejas deudas. Cada página de nuestra vida empieza con un «saldo». Para ser salvado es, pues, inútil empezar una nueva página antes de haber arreglado el pasado.

La Palabra de Dios declara: “El que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3). “Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)” (Efesios 2:4-5). “Os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados” (Colosenses 2:13). Pero es necesario acudir a él para recibir su perdón.

Venid luego, dice el Señor, y estemos a cuenta; si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.
Isaías 1:18
la buena semilla

Seguidores