jueves, 28 de agosto de 2014

Tenedor libre de sentimientos

Hoy me levanté pensando que era el viernes ideal para salpicar este clásico post con algunas misceláneas que creo se merecen que las leamos detenidamente.
Algunas de ellas las escuché hace muchos años en alguna parte, otras estaban dando vueltas por la red y hasta un par simplemente fluyeron casi como al descuido. Así que, en una suerte de desprolijo orden, me permití compilarlas y dejarlas al criterio de cada lector y que cada uno se sirva lo que esté necesitando. Algunos textos más dulces, otros un poco más tristes, pero sin duda todos tienen un común denominador: son ideales para cualquier viernes con lluvia.

NO TE SEPARES
"Siempre hay un momento en que el camino se bifurca, y cada uno toma una dirección distinta pensando que al final ambos caminos se volverán a unir. Desde tu camino ves a la otra persona cada vez más pequeña. ‘No pasa nada –razonas- estamos hechos el uno para el otro, al final nos encontraremos’, pero al final solo ocurre una cosa: llega el tan temido invierno, y de repente te das cuenta que todo ha terminado y estás caminando solo. Ya no hay vuelta atrás, lo sientes, y justo entonces intentas recordar cuando comenzó todo y es ahí, en ese preciso instante, cuando te das cuenta que algunos momentos solo ocurren una vez y lo dejaste escapar; y por mucho que te esfuerces, ya nunca volverás a sentir lo mismo, ya nunca tendrás la sensación de estar a tres centímetros del suelo. Por eso, si encontraste el amor, no lo razones, solo mantente en el mismo sendero y no te separes nunca, pase lo que pase durante el camino”.

SIN CONDICIONES!
Quiero que me oigas, sin juzgarme.
Quiero que opines, sin aconsejarme.
Quiero que confíes en mí, sin exigirme.
Quiero que me ayudes, sin intentar decidir por mí.
Quiero que me cuides, sin anularme.
Quiero que me mires, sin proyectar tus cosas en mí.
Quiero que me abraces, sin asfixiarme.
Quiero que me animes, sin empujarme.
Quiero que me sostengas, sin hacerte cargo de mí.
Quiero que me protejas, sin mentiras.
Quiero que te acerques, sin invadirme.
Quiero que conozcas las cosas mías que más te disgusten, que las aceptes y no pretendas cambiarlas.
Quiero que sepas, que hoy puedes contar conmigo…¡Sin condiciones!

DAME UNA SOLA RAZON
Da 1 razón para odiarte y te daré 10 para perdonarte.
Da 1 razón para confiar en ti y demostraré 20 formas en las que puedes confiar en mí.
Da 1 razón para olvidarte y escribiré 30 libros para recordarte.
Da 1 razón para traicionarme y buscaré 40 razones por las que nunca lo harás.
Da 1 minuto de tu día para escucharme y te daré mi vida entera para acompañarte.

UN HOMBRE ENAMORADO DEBERIA HACER ESTO:
Cuando ella se enoje contigo y se vaya, síguela.
Cuando se le quede mirando a tus labios, bésala.
Cuando te empuje o intente golpearte, abrázala y no la dejes ir.
Cuando empiece a maltratarte, bésala y dile cuanto la amas.
Cuando se quede callada, pregúntale qué le sucede.
Cuando te ignore, dale tu atención.
Cuando quieras besarla o abrazarla y se haga para atrás, abrázala muy fuerte.
Cuando la veas desarreglada, dile que se ve hermosa.
Cuando la veas llorando, no le digas nada, solo abrázala otra vez.
Cuando la veas caminando, corre hacia ella y abrázala por la cintura.
Cuando esté asustada, hazla sentir protegida.
Cuando ponga su cabeza en tu hombro, acaricia su cabello.
Hazla reír siempre. Mucho.
Cuando no te contesta por mucho tiempo, asegúrate que todo esté bien.
Cuando parezca que tiene frío, dale tu saco.
Cuando dice que te quiere, en verdad te quiere más de lo que te imaginas.
Cuando agarre tu mano, agarra la mano de ella y juega con sus dedos.
Cuando te cuente un secreto, guárdalo muy bien.
Cuando te mire fijamente a los ojos, no despegues tu mirada hasta que ella lo haga.
Cuando te extraña, sufre, pero no siempre te lo dirá.
Cuando le rompes el corazón, te puede perdonar pero el dolor nunca se le irá.
Quédate en el teléfono con ella, aunque no estén diciendo nada.
Cuando le preguntes si algo anda mal, y te dice que no, no le creas.
Llámala o déjale un mensaje antes de que te vayas a dormir y apenas te despiertas.
Quédate con ella cuando este enferma. Todo el tiempo. No se trata de preguntarle si está bien e irte, se trata de quedarte a su lado, mirándola mientras duerme.
Mira su película favorita con ella, aunque creas que es la película mas estúpida del mundo.
Cuando este aburrida o triste, invítala a salir, aunque sea a caminar.
Hazle saber que es importante en tu vida.
Bésala bajo la lluvia.
Cuando ella corra contigo llorando, lo primero que debes decir es: "¿A quién tengo que matar?" (aunque obviamente no lo hagas, ella sentirá que nadie puede herirla, sin meterse en problemas contigo).
Como verás, mi viejo, no es muy complicado; si no omites ningún detalle de esta lista, se derretirá en tus brazos.

¿TIENES UN AMIGO O SOLO UN NOVIO?
Tu tienes un novio que cuando te llama generalmente lo hace por cumplir un horario. Tu amigo lo hace sin horario, solo porque quiere hacerlo.
Tu novio va a visitarte porque es día de cita. Tu amigo te busca cualquier día, porque para él no hay citas.
Tu novio te acaricia y te besa porque se cree con derecho de hacerlo. Tu amigo lo hace con mas ternura y sin derechos, solo porque le nace.
Tu novio va contigo por la calle como quien lleva una bandera. Pero tu
amigo es el único abanderado de tu corazón.
Tu novio nunca te dirá toda la verdad, por ser tu novio. Mientras que tu amigo nunca te mentirá, por ser tu amigo.
Tu novio puede que tenga otros amores ocultos a los que no puede olvidar y nunca te lo dirá. Tu amigo podrá tener otras amigas, pero ninguna oculta para ti.
Tu novio nunca quisiera dejar de ser tu novio y ser solo tu amigo. Tu amigo busca llegar a ser tu mejor amigo, sin ser nunca tu novio.
Tu novio piensa que solo puede llegar a quererte como novia. Tu amigo
piensa que puede llegar a amarte, siendo solo tu amigo.
Dicen que son amores muy diferentes, yo digo que tienen razón.
El amor de tu novio es por cumplir compromisos. El de tu amigo es mas
sincero, porque no hay compromisos por cumplir.
Cuando te peleas con tu novio todo termina entre los dos. Con tu amigo no te peleas, porque no hay nada que terminar.
Después de la boda conocerás la otra mitad de la vida de tu novio que te ocultó. Si te casas con tu amigo nada quedará oculto entre los dos.
Después de un año, o solo unos meses, cuando quizás al matrimonio lleguen la incomprensión y el desamor, y se termine la armonía y el cariño, quedarás sola y entonces añorarás a quien deberás amabas y ahora quisieras tener a tu lado: a tu amigo del alma, que nunca te olvidará.
No se asusten, lo que intento decir es: Hombre, se el mejor amigo de tu novia. Mujer, trata de ser la mejor amiga de tu novio. Si no logras eso, ni siquiera sueñes con casarte. Lo esencial en cualquier pareja, es que además de amarse, sean los mejores amigos…o estarán perdidos y solos para siempre. Una vez que estén casados, no los unirá ni el sexo, ni los hijos, ni los proyectos en común…sino la amistad incondicional, determinante para cualquier amor genuino y duradero.

PREFIERO (o el deseo de cualquier mujer)
“Prefiero que compartas conmigo unos pocos minutos ahora que estoy viva y no una noche entera cuando yo muera.
Prefiero que estreches suavemente mi mano ahora que estoy viva, y no apoyes tu cuerpo sobre mí frente fría cuando yo muera.
Prefiero que hagas una sola llamada ahora que estoy viva y no emprendas un inesperado viaje cuando yo muera.
Prefiero que me regales una sola flor ahora que estoy viva y no me envíes un hermoso ramo cuando yo muera.
Prefiero que elevemos al cielo una oración juntos ahora que estoy viva y no un gran servicio de funeral cuando yo muera.
Prefiero que me digas unas palabras de aliento ahora que estoy viva y no un desgarrador poema cuando yo muera.
Prefiero escuchar un solo acorde de guitarra ahora que estoy viva, y no una conmovedora serenata cuando yo muera.
Prefiero me dediques alguna poesía ahora que estoy viva y no un poético epitafio sobre mi tumba cuando yo muera.
Prefiero disfrutar de los más mínimos detalles ahora que estoy viva y no de grandes manifestaciones cuando yo muera”

ALGUNAS FRASES ESENCIALES QUE SIEMPRE SUMAN

“Pude extrañarte uno, dos, o quizá tres días, pero me acostumbré a esto y aprendí a extrañarte solo los 30 primeros días de cada mes”

“Créeme: no se trata de dormir contigo, sino de amanecer en tus brazos”

“¿Qué éramos antes del amor? ¿Qué era antes yo sin ti? ¿Qué eras antes tu sin mi? Ni idea. Solo se que hoy soy mucho más de lo que pude creer, de lo que podía esperar, de lo que llegué a soñar, y todo gracias a ti”

“Amor es no saber porque quieres tanto a esa persona, pero sentir que la quieres a tu lado para toda la vida”

“¡Cuidado! Una persona que te hace reír, te puede llegar a enamorar”

“Quien te ama, no es aquel que necesita una excusa para verte, sino aquel que le sobran las razones para hacerlo”

“¿Cómo puedo extrañar tanto a alguien que hasta hace tan poco tiempo ni siquiera conocía?”

“Con el tiempo, quizás te olvides lo que te dije, pero jamás olvidarás como te hice sentir”.

“A veces me pregunto por qué me gustas tanto, luego sonríes y me acuerdo!”

Seguidores