martes, 19 de agosto de 2014

No te des por vencido

Duele amar a alguien y no ser correspondido. Pero lo que es más doloroso es amar a alguien y nunca encontrar el valor para decirle a esa persona lo que sientes.
Una de las cosas más tristes de la vida es cuando conoces a alguien que significa todo, sólo para darte cuenta que l@ dejaste ir.

Tal vez Dios quiso que conozcas a unas cuantas personas equivocadas antes de encontrarte con la persona correcta, para que al fin cuando la veas sepas agradecer por ese maravilloso regalo; hay que saber reconocer que cuando la puerta de un amor se cierra, otra se abre, pero algunas veces miras tanto tiempo a aquella puerta que se cerró, que no ves la que se ha abierto frente a ti.
Estoy seguro que hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que las dijera, es duro fingir amistad cuando te mueres de amor. Pero no seas tan sord@ para no oírlas en tu corazón, cada vez que te mira. Tal vez quisieras demostrarle en un beso, todo lo que has callado, pero recuerda que el silencio otorga, la mirada habla y la sonrisa confirma.

Nunca digas adiós si todavía quieres tratar, nunca te des por vencid@ si sientes que puedes seguir luchando, nunca le digas a una persona que no la amas si no puedes dejarla ir.
El amor siempre llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado; a aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado; a aquel que todavía necesite amar, aunque antes haya sido lastimado; y a aquel que tiene el coraje y la fe para creer en el amor una vez más.

Seguidores