martes, 17 de agosto de 2010

¿Cómo ser un buen hijo si no se sabe cómo? temas para jovenes cristianos


“Padre, dame la parte de la herencia que me toca. Entonces el padre repartió los bienes entre ellos.”
Lucas 15:12 (luminizate.com)

¿Cómo ser un buen hijo si no se sabe cómo? Para empezar a comprender como ser un buen hijo deberíamos mirar cual es la imagen que tenemos de papá, por que de esto dependerá el modelo de hijo que poseamos.
El modelo de Papá como “cara de cajero automático”, es el que usan los hijos que utilizan a sus padres para suplir todas sus necesidades económicas, lamentablemente algunos arrastran este modelo equivocado hasta la edad muy adulta.

Existen también los que lo ven con “cara de bolsa de boxeo”, muy común entre los jóvenes que ven a sus padres como centro de descargas de todo los que ocurre en el día, jóvenes que en el exterior de su ámbito familiar son simpáticas, alegres, dicharacheras, etc.; pero al entrar en ámbito familiar toda esta efusividad se hace humo y aparece la otra cara.

Otros hijos tienen el modelo de Papá como “no entiende nada”, aquí el modelo que tiene el hijo es “yo soy el único que sabe como anda el mundo”; y la realidad es que vemos un modelo donde la autoridad no tiene sentido. Así como piensa del Padre, así piensa de cualquier otra autoridad, policía, maestros.

Hay veces que perdamos de vista algunas cosas básicas sobre la vida de nuestros papás, como ser que papá y mamá, han dejado sus planes para acomodarse a los nuestros. Incluso algunos hasta han dejado sus sueños por un hijo. Algunos de ellos se han divorciado por nuestra llegada, al no saber resolver como disfrutar a un hijo y no por su llegada en si. O que Mamá ha dado su vida por nuestra crianza. Hasta, a veces, han dado su salud por la nuestra.

Cuando estas vistas entran en nuestros modelos distorsionados actúan como alarmas que nos llevan a preguntarnos ¿Cuántos gracias de parte nuestra han recibido nuestros padres?
La clave aquí es que cuando aprendemos a ser agradecidos con nuestros papás, también aprendemos a ser agradecidos con Dios, por que el modelo que poseemos de Él seguramente tendrá que ver con el modelo que poseemos de ellos.

Desafío:
Busquemos el Amor de aquel que todo lo dio por nosotros abriéndole nuestro corazón y ve corriendo a tu padre o madre y con el mejor beso y abrazo: Dile “GRACIAS”.

Ale Gómez

Seguidores