martes, 9 de agosto de 2011

Una sociedad adicta al sexo

Predica para jovenes Adam McCain

1 comentario :

espadadoble dijo...

simplemente PODEROSO.....el amor del Señor quita todo lo sucio que hay de nuestro corazon, pero nunca olvidemos de que el es un caballero y nunca actua se lo pedimos con profundo arrepentimiento.

Seguidores