domingo, 10 de agosto de 2014

Enamorando a una mujer por mensaje de texto

(Se muy honesta: ¿Te resistirías si alguien te escribiera así?)
- Hola, mi princesa. Solo quería decirte que me enamoré de la persona más inesperada en el momento más inesperado, por eso no voy a descansar hasta que seas parte de mi vida.

- Eso lo leí en los mensajes de los viernes que postea Dante…
- Me descubriste! Reconozco que me cuesta resumirte todo lo que siento en mis propias palabras, así que le robé algunas frases a el, pero te aseguro que el corazón que las dice…es el mío.
- Jaja; Vos siempre me haces reír!
- ¿En serio? Me dijeron que para enamorar a una mujer había que hacerla reír, pero cada vez que te reis, el que se enamora más, soy yo…
- ¿Y por qué estás tan seguro que yo siento lo mismo por vos?
- Porque aunque no estamos juntos siempre, estoy seguro que los dos nos despertamos pensándonos…
- No te puedo negar que a veces pienso un poco en vos…
- ¿A veces? Yo siempre deseo que vos seas lo primero que viera al despertar y lo último que viera antes de dormir, pero como por ahora es imposible, me tengo que conformar con que seas lo primero que vea al dormirme y lo último antes de despertarme, así que cuando te estoy soñando siempre te digo: besame rápido que ya tengo que despertarme!!
- Me dejaste derretida con esa frase! Esta semana me sentía un poco triste; me alegraste la mañana. Gracias por hacerme sentir tan...bien.
- ¿Viste? Aunque lo niegues, el amor que sentís por mi, controla tu estado de ánimo. Además, yo puedo notar la tristeza de tus ojos, mientras que todos los demás se dejan engañar por tu sonrisa…
- Sos terrible! Aprendiste como envolver a una mujer…me querés hacer sentir como una reina, pero no lo vas a lograr!
- SOS una reina y no te quiero envolver, te quiero enamorar. Me da igual que seamos diferentes, que pensemos distinto, que no seamos compatibles, pero me basta coincidir contigo en querer estar juntos para siempre.
- …Wow! ¿Algo más?
- Haces que quiera mejorar cada día. Cambiaste el argumento de mi vida. Estoy hecho a tu medida, si me faltas estoy incompleto. Oír tu nombre me estremece, pronunciarlo me alivia, escribirte me llena el alma.
- Estas hecho un poeta! Ahora sí que me dejaste sin palabras…
- Vos y yo no necesitamos palabras, con mirarnos sabemos todo el uno del otro; cada vez que miras, desnudas mi alma. Cuando te veo, sueño, y, cuando sueño, te veo. Cuando miro tus ojos me tiemblan las piernas, me da un vuelco el corazón, se me agita la respiración... ¿será porque te amo? Te lo voy a decir sin más vueltas: no hay cosa en el mundo que me hiciera más feliz, que envejecer junto a vos.
- …
- Me encanta cuando te reís, me encanta cuando lloras, cuando hablas o te emocionas, cuando te mordés los labios, cuando suspiras, revoleas los ojos, empalideces, cuando te sonrojas…me encantas toda.
- Basta! Me estás haciendo llorar!
- Bueno, por lo menos te produzco algo ¿Para qué querés que te diga que te amo, si mis ojos te lo dicen a gritos? Si mis ojos ya te lo dicen, no le pidas a mis labios que te lo expliquen.
- Bueno, te tengo que dejar…ya tengo que entrar a casa. Al final, estás logrando que te empiece a extrañar…
- ¿Cómo vas a extrañar mis besos si no sabes cuál es el sabor de mi boca? ¿Cómo vas a extrañar mis abrazos si no sabes cómo aprieto? ¿Cómo vas a extrañar olerme si no sabes cuál es mi aroma?
- Bueno, basta! En el supuesto caso que me estuviese enamorando (y no te estoy asegurando que lo esté)…¿estás seguro que esto sea una buena idea?
- No lo sé. Se que no va a ser fácil pero también te garantizo que si no te pido que seas mía me voy a arrepentir durante el resto de mi vida porque sé en lo más profundo de mi ser, que estas hecha para mí. Te amé incluso antes de verte por primera vez.
- No me gusta sentirme así! Hablo con vos y siento que hay cosas que no puedo controlar y en el fondo, eso me molesta. No quiero sentirme como una nena de quince, ya soy una mujer grande!
- Me gusta que no estés al control. El amor es conocer a alguien que pone tu mundo de cabeza. Vivir sin enamorarse perdidamente es no haber vivido en absoluto.
- …Te confieso que el otro día que me saludaste, me quedó impregnado tu perfume durante todo el día…
- Por algo se empieza. Gracias por existir, de no haberte conocido, te inventaría tal como sos. Es difícil creer que no te ame toda la gente sólo con verte, ¿O solo es algo que me pasa a mi?
- No sé, nunca nadie me había hablado así. Ahora si, te tengo que dejar…
- Te amo.
- ...
- ¿Esa carita significa que también me amas?
- Es una carita, punto.
- Ok; me debes un beso.
- Que yo sepa, no te debo nada.
- Entonces te lo tendré que robar cuando te vea…
- …Chau.

(Basado en una charla real que el mismo me envió por e-mail, donde me cuenta que en antes de este diálogo, el sentía que ella ni siquiera lo miraba. Finalmente se decidió a escribirle y a la semana siguiente logró robarle ese beso y hoy están más enamorados que nunca).

Ella necesita que vos te juegues de una buena vez, que le digas todo lo que sentís y que le endulces sus oídos...y luego solo es cuestión de tiempo, para que también te entregue su corazón.

Seguidores