viernes, 28 de mayo de 2010

La Pareja Feliz temas para jovenes cristianos

Ellos eran una pareja linda, y feliz. Sencillamente querían experimentar algo más. Querían ser como todos los demás. Hoy en día ¿quién no lo ha probado? ¡Es el siglo veintiuno!

Fue la primera vez para ambos; y aunque ella sí se lo dijo, él fingió estar sorprendido, para así poder pasar por experto, aunque fue la primera vez para él también.
¡Fue un WOW para él!
Ella esperaba más.

Para él fue más rápido de lo que esperaba. Pero no importaba. Fue un ¡WOW!
Ella sintió que no la llevó a ningún lugar. ¿Eso era todo?
Él quiso hacerlo otra vez. Ella razonó que quizá con otro intento sería más de lo que ella esperaba. Pero otra vez fue igual, o quizá peor. Otra vez parecía terminar antes de empezar. Pero no importaba. Ella ya sabía que él la amaba. Ahora su noviazgo con él había subido a un nivel más acá.

Y así fue, pero sólo por un par de días. Se sentían más conectados, más unidos, más en el cielo. Y luego los próximos 15 días eran una miseria. Todo se fue para abajo tan rápido.
Él no sabía qué sentía. Tanto que él antes sentía que la amaba. Ahora la sentía como un peso. Ella, por unos breves días sentía segura, ahora se sentía sola y despreciada. ¿Qué había pasado? ¿El amor no es bonito? ¡Entonces el hacer el amor debe serlo más! ¡Todo el mundo les había dicho que el sexo era lo máximo!

La decepción para ambos era profunda. Fornando pensaba que “fornicar” era palabra muy anticuada y no entraba en el cuadro. Hacer el amor era su derecho y él iba a sentirse más hombre. Sexana pensaba que el sexo iba a llenarla con un amor apasionado, que iba ser el siguiente paso al próximo nivel. Nadie le había dicho que la iba a dejar sintiéndose sucia, sintiéndose hueca. Fornando sentía que ahora su cuerpo exigía más y más "experiencias" pero ya no con ella. La meta, él estaba enfadado de ella.

La pareja feliz. Solamente querían ser un poco más de felices. Tragaron la carnada, se volvieron en La Pareja Infeliz.

El que inventó el sexo explica que funciona sólo dentro del matrimonio. Todo fuera de ahí se siente como si te hubiesen pateado.

El sexo es fantástico, pero el sexo fuera del matrimonio es un fantasma que te espantará todo el resto de tu vida.

¿Te atreves a ser diferente?
Por Marcos Schultz

Seguidores